10 Remedios Caseros Para La Amigdalitis - Top 10 Remedios Caseros

10 Remedios Caseros Para La Amigdalitis

La amigdalitis se refiere a la inflamación de las amígdalas, que son los ganglios linfáticos situados a ambos lados de la garganta. La amigdalitis es visto con mucha frecuencia en los niños, pero los adultos también pueden conseguirlo.

La amigdalitis se produce como resultado de una infección viral o, en ocasiones, debido a una infección bacteriana que causa el agrandamiento de las amígdalas. La condición puede ser de mayor o menor grado – leves, moderados y severos.

Los síntomas comunes de la amigdalitis incluyen dolor de garganta, fiebre, inflamación de las glándulas en las amígdalas, dificultad para tragar, secreción nasal, dolor de cabeza, mal aliento, tos y estornudos .

Como es una enfermedad muy contagiosa, la amigdalitis se propaga muy rápidamente de una persona a otra. El virus o bacteria se transmite a través de gotitas en el aire al toser o estornudar o por contacto social. Esta es la razón por lo que necesita tratar de inmediato.

Hay muchos medicamentos para la amigdalitis. Sin embargo, se puede tratar en casa con remedios naturales. Los remedios caseros le ayudarán a controlar los síntomas y combatir la infección.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para la amigdalitis.

1. Agua Salada

El mejor y el remedio casero más común para la amigdalitis es hacer gárgaras con agua tibia con sal. El agua caliente tiene un efecto calmante y la sal ayudará a matar el virus o bacterias. Además, la sal ayuda a reducir la inflamación, que le da un alivio inmediato.

  1. Mezcle una cucharadita de sal de mesa en una taza de agua tibia.
  2. Haga gárgaras con la solución. No trague. Escupe el agua después de hacer gárgaras.
  3. Repita esto tan a menudo como sea posible para la recuperación rápida.

2. Limón

Jugo de Limón1

El limón es antiviral y tiene propiedades antibacterianas y anti-inflamatorias que cuidan de la infección, así como la inflamación. Además, su alto contenido en vitamina C mejora la resistencia del cuerpo a las infecciones.

  • En un vaso de agua tibia, agregue el jugo de un limón, una pizca de sal y una cucharadita de miel. Beba despacio, dos veces al día durante unos días.
  • Alternativamente, se puede espolvorear un poco de sal y pimienta en una rodaja de limón, y luego debe chupar la rodaja de limón. Esto ayudará a forzar la flema de la garganta. Haga esto dos o tres veces al día durante varios días.

3. Albahaca

La albahaca es otro remedio casero muy eficaz para la amigdalitis debido a sus propiedades antivirales y antiinflamatorias. Además, sus propiedades curativas y cualidades calmantes le ayudará a reducir la hinchazón y el dolor, así como acelerar el proceso de curación.

  1. Añade de 10 a 12 hojas de albahaca a una taza y medio de agua.
  2. Haga hervir durante 10 minutos.
  3. Debe colar y añadir el jugo de un limón a la solución. Opcionalmente, puede añadir una cucharadita de miel para endulzar.
  4. Beba esto tres veces al día durante dos o tres días.

4. La cúrcuma

poder de la curcuma

Gracias a sus fuertes cualidades antiinflamatorias y antisépticas, la cúrcuma también puede combatir la infección y aliviar los síntomas de la amigdalitis irritantes.

loading...
  • Añada una cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de agua caliente o agua salada. Haga gárgaras con esta mezcla varias veces al día, y especialmente antes de irse a la cama. Le ayudará a deshacerse de la inflamación y el dolor.
  • Alternativamente, usted puede agregar una cucharadita de cúrcuma en polvo y una pizca de pimienta negro en un vaso de leche caliente. Beba por la noche durante dos o tres días para acelerar el proceso de curación.

5. Canela

La canela se puede utilizar para el tratamiento de la amigdalitis. Al ser rica en propiedades antimicrobianas, la canela inhibe el crecimiento de bacterias y otros microorganismos en las amígdalas y ayuda a reducir la hinchazón, el dolor y la inflamación.

  1. Añade una cucharadita de canela en polvo en un vaso de agua caliente.
  2. Mezcla dos cucharadas de miel.
  3. Pruebe lentamente mientras todavía está caliente.
  4. Bebe esto dos o tres veces al día durante una semana.

6. Olmo

Olmo americano

El olmo americano contiene mucílago, una sustancia gelatinosa que puede ayudar a aliviar el dolo y la inflamación. Cuando se toma internamente, el olmo alivia y cura los tejidos inflamados, incluyendo las membranas mucosas de la garganta.

  • Añade una cucharadita de la corteza interna del olmo a dos tazas de agua hirviendo. Deje reposar durante cinco minutos, y luego debe colar la solución. Beba lentamente mientras que es todavía caliente dos veces al día durante unos días.
  • Alternativamente, mezcle tres cucharaditas de polvo de la corteza de olmo resbaladizo y una cucharadita de polvo de pimienta cayena, dos cucharaditas de miel y cuatro cucharadas de agua tibia. Tome una cucharadita de esta mezcla a intervalos regulares durante dos a tres días.

7. Menta

Se cree que la menta tiene poderes antimicrobianos, por lo que puede matar con eficacia las bacterias y los virus que causan la amigdalitis. Además, el mentol en la menta alivia las membranas mucosas irritadas y también da alivio de muchos de los síntomas.

  • Haga hervir un vaso de agua con un puñado de hojas de menta. Deje que hierva hasta que el agua se reduce a la mitad la cantidad. Cuele, agregue una cucharadita de miel y bebe mientras todavía está caliente. Beba esta bebida suave dos o tres veces al día durante unos días.
  • También puede hacer gárgaras con enjuague bucal sabor a menta varias veces al día durante el tiempo que usted tiene amigdalitis.

8. La alholva

La alholva1

La alholva, también conocido como methi, tiene propiedades antibacterianas que lo convierten en una excelente cura para la amigdalitis, ya que puede matar a las bacterias responsables de la amigdalitis. Además, las propiedades anti-inflamatorias presentes en la alholva le dará un alivio inmediato del dolor y la inflamación.

  1. Añade dos cucharadas de semillas de alholva dos a tres tazas de agua.
  2. Deje que se cocine a fuego lento durante 30 minutos.
  3. Debe colar y dejar enfriar.
  4. Haga gárgaras con él durante al menos 30 segundos, y luego escupela.
  5. Repita dos veces al día hasta que su amigdalitis desaparece.

9. Semillas de carambola

El valor nutricional de las semillas de carambola (ajwain) es de gran ayuda en la lucha contra los síntomas de la amigdalitis. Las semillas son ricas en antioxidantes, así como vitaminas y minerales que ayudan a estimular el sistema inmunológico para combatir la infección.

  1. En una sartén, debe calentar un cuarto de cucharadita de semillas de carambola hasta que estén dorados.
  2. Añada una pizca de cúrcuma y agitar durante unos segundos, a continuación, agregue una taza de leche tibia y mezclar bien.
  3. Retírelo del calor.
  4. Disfrute de la copa mientras todavía está caliente. Bebe dos veces al día durante dos o tres días.

10. Higos

hojas del higo

Los higos son muy eficaces para el tratamiento de la amigdalitis en casa. Debido a su alto contenido de mucílago, los higos pueden reducir el dolor causado por amigdalitis.

  • Haga hervir tres higos secos en agua y puré. Coma con una cucharada de miel de dos o tres veces al día durante varios días.
  • Alternativamente, debe hervir y triturar unos higos frescos. Triture los higos en el agua que esta hirviendo los higos. Aplique esta pasta sobre la parte exterior de la garganta. Deje que se seque al aire, y luego enjuague con agua tibia. Repita una vez al día para aliviar el dolor de la amigdalitis.

Como la amigdalitis es extremadamente contagiosa, se debe tomar el cuidado apropiado para mantener altos niveles de higiene para evitar contraer la enfermedad.

Si usted ha sido infectado, debe descansar mucho, hablar suavemente y lo menos posible, y bebe mucho líquido para ayudar a la recuperación.

Video

Loading...
loading...

Deja un comentario