Una ampolla de pie es un pequeño bulto lleno de líquido que se forma en la capa superior de la piel del pie. Generalmente es causada por la fricción o frote repetida en un área.

Esto puede suceder después de caminar largas distancias, correr, realizar movimientos repetitivos durante el ejercicio, o mediante el uso de zapatos viejos o mal ajustadas. La ampolla se forma más fácilmente en un pie húmedo en comparación con un pie seco.

Otras causas posibles incluyen la exposición a temperaturas extremas, exposición a productos químicos, quemaduras solares, reacción alérgica a los irritantes y la piel que se está aplastado, pinchado o agresivamente apretó. Un número de condiciones médicas como la varicela, herpes, impétigo y la diabetes también puede causar ampollas en los pies.

Dependiendo de la causa y la ubicación, una ampolla del pie se puede formar en diferentes tamaños. Otros síntomas comunes incluyen piel roja y sensible, dolor, la hinchazón y la inflamación. Usted también puede tener dificultad para caminar.

Las ampollas en los pies son dolorosas, así como molesto. La mayoría se curan por sí solas y no necesitan tratamiento médico. Sin embargo, puede disminuir el malestar y acelerar el proceso de curación utilizando algunos remedios caseros simples y naturales.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para las ampollas en los pies.

1. Aloe Vera

El aloe vera es un sanador natural y por lo tanto muy eficaz en el tratamiento de ampollas en los pies. Tiene propiedades anti-inflamatorias que ayudan a reducir el enrojecimiento y la hinchazón. También mantiene la piel hidratada por lo que se cura más rápido. Además, se reduce el riesgo de infección.

  • Aplica gel fresco de aloe vera en la ampolla y deje que se seque por sí solo. Enjuague con agua tibia.
  • Otra opción es preparar una mezcla con cantidades iguales de gel de aloe vera y aceite de vitamina E. Debe aplicarlo en la ampolla y dejar que se seque por sí solo. Enjuague con agua tibia.

Siga cualquiera de estos tratamientos 2 o 3 veces al día durante 3 o 4 días.

2. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es también un remedio muy eficaz para las ampollas en el pie debido a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Puede ayudar a prevenir la infección y reducir el dolor y la inflamación.

  • Sumerja una bola de algodón en vinagre de sidra de manzana. limpie suavemente alrededor de la zona afectada y deje que se seque. Si pica, debe diluir el vinagre de sidra de manzana con agua primero.
  • Alternativamente, puede mezclar 1/2 cucharadita de pasta de cebolla con 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana. Aplica la mezcla en la ampolla, permita que se seque y luego enjuague con agua tibia.

Siga cualquiera de estos remedios dos veces al día durante unos días.

3. El té verde

El té verde tiene compuestos anti-inflamatorios que pueden ayudar a reducir el dolor e inflamación asociada con ampollas en los pies. Además, tiene varias vitaminas y antioxidantes que ayudarán a las ampollas a que se curan rápidamente.

  • Coloque una bolsa de té verde en 1 taza de agua caliente durante unos 5 minutos. Retire la bolsa de té y deje que se enfríe. Ponga la bolsa de té húmeda en la ampolla durante unos minutos. Repita 4 o 5 veces al día durante unos días.
  • Además, bebe té verde 2 o 3 veces al día para acelerar el proceso de curación.

4. La sal de Epsom

La sal de Epsom es una manera fácil y segura para el tratamiento de ampollas en los pies. Ayuda a secar una ampolla sin abrir y animarla a drenar. Al ser rico en magnesio, también ayuda a reducir la inflamación, el dolor y la hinchazón. También previene la infección.

  1. Añadir 1 a 2 cucharadas de sal de Epson a una bañera llena de agua tibia y revuelva bien.
  2. Remoja los pies en el agua durante unos 15 minutos.
  3. Retire los pies, seca y luego aplica una capa de vaselina o aceite de vitamina E.
  4. Siga este tratamiento una vez al día durante unos días

Nota: Una vez que los estallidos de ampollas, la sal de Epsom puede picar, por lo que el uso interrumpir.

5. El aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té tiene propiedades antibacterianas, así como propiedades astringentes que ayudan a tratar las ampollas en el pie. Se puede incluso reducir el riesgo de una infección.

  1. Debe diluir el aceite de árbol de té una parte con tres partes de cualquier aceite vegetal o simplemente agua.
  2. Utilice una bola de algodón para aplicar esta solución sobre la zona afectada.
  3. Deje reposar durante unos 10 minutos, luego enjuague con agua fría.
  4. Siga este tratamiento unas 2 o 3 veces al día durante unos días.

También puede utilizar un ungüento hecho con aceite de árbol de té para tratar una ampolla del pie.

6. El aceite de ricino

Otra muy eficaz, así como remedio simple para el tratamiento de ampollas en los pies es el aceite de ricino. El aceite espeso mantiene la zona afectada hidratada. Esto a su vez reduce el picor y ayuda al proceso de curación.

  • Simplemente debe manchar un poco de aceite de ricino en la ampolla y dejarlo toda la noche. Haga esto diariamente durante 2 o 3 días y las ampollas se secaran muy rápido.
  • Alternativamente, puede mezclar ½ taza de vinagre blanco y 3 cucharaditas de aceite de ricino. Frote esta solución suavemente en la ampolla varias veces al día durante unos días.

7. Aceite de vitamina E

También puede tratar cualquier tipo de ampolla con aceite de vitamina E. Hidrata la piel, que a su vez alivia la picazón. Además, facilita el proceso de curación y evita la formación de cicatrices.

  1. Abra una cápsula de vitamina E y extraer el aceite.
  2. Mezcla con una cantidad igual de aceite de oliva o aceite de caléndula.
  3. Unte esta mezcla en la ampolla y dejar actuar durante unos 30 minutos.
  4. Vuelva a aplicar según sea necesario hasta por una semana.

8. Manzanilla

Manzanilla tiene propiedades calmantes y curativas y puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de una ampolla de pie.

  1. Debe hacer una taza de té de manzanilla y dejar que se enfríe a temperatura ambiente.
  2. Sumerja un paño limpio en ella y escurrir el exceso de humedad.
  3. Ponga la toallita húmeda sobre la ampolla durante 10 minutos.
  4. Repita varias veces al día para obtener alivio del dolor y el picor.

9. La cúrcuma

La cúrcuma tiene propiedades curativas que alivian el dolor y la inflamación. También es antiséptico en la naturaleza y ayudará a prevenir la infección.

  • Mezcla 1/2 cucharadita de polvo de cúrcuma con suficiente agua pura o agua de rosas para hacer una pasta. Aplique esta pasta sobre la ampolla, deja actuar durante 10 a 15 minutos y luego enjuague con agua tibia. Siga este tratamiento 2 o 3 veces al día durante unos días.
  • Además, beba un vaso de leche tibia de cúrcuma al día antes de ir a la cama para acelerar el proceso de curación.

10. Pasta de dientes blancos

También se puede utilizar pasta de dientes blancos para secar la ampolla del pie rápidamente. Pasta de dientes es útil ya que contiene ingredientes como bicarbonato de sodio, peróxido de hidrógeno, alcohol, y mentol. Además, se le puede dar alivio rápido del picor.

  1. Ponga una pequeña cantidad de pasta de dientes en el dedo limpio.
  2. Aplica en la zona afectada y deja actuar durante al menos 2 horas.
  3. Debe limpiarlo con un paño húmedo y luego aplicar un poco de crema o vaselina para los pies.
  4. Siga este tratamiento 1 o 2 veces al día hasta que la ampolla se haya ido.

Nota: No utilice el blanqueamiento, gel o pasta de dientes de color.

Sugerencias adicionales

  • Para evitar ampollas en los pies, debe frotar con alguna crema de erupción del pañal o vaselina en el área afectada cuando se usan sandalias con tiras o zapatos nuevos.
  • Siempre use calcetines con zapatos nuevos.
  • Evita movimientos repetitivos en un área, que puede irritar la piel.
  • Cubra la ampolla con un vendaje limpio y cambiarlo al menos una vez al día.
  • Para aliviar el dolor y la picazón, ponga un paño empapado en agua fría sobre la ampolla.
  • Asegúrese de usar zapatos que se ajusten correctamente. Los zapatos de ajuste aumentan el roce o fricción en los pies y dedos de los pies.
  • Mantenga los pies lo más secos posible y evitar el uso de zapatos mojados, botas o calcetines.
  • Limpia la zona afectada con un algodón con alcohol o peróxido de hidrógeno, aplica un poco de ungüento antibiótico y luego cubrir con una gasa.
  • No debe retirar la piel suelta que cubre una ampolla, ya que esto abre a la infección.
  • Evita los ejercicios que pueden exacerbar el problema por unos días.
  • Evita el uso de cinta adhesiva, ya que puede dañar aún más la ampolla o la piel circundante.

Si hay signos de infección, como aumento del dolor, hinchazón, enrojecimiento, pus y fiebre, consulte a su médico para obtener más opciones de tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.