10 Propiedades Y Beneficios De La Almendra Para La Salud

Versátil y deliciosa, las almendras son uno de los súper alimentos más populares. Mientras que la mayoría de la gente confunde las almendras como los frutos secos, técnicamente son las semillas del árbol de almendras que están contenidos dentro de los frutos.

Las almendras vienen en dos variedades – dulces y amargas. Tradicionalmente, las almendras dulces son comestibles, mientras que las almendras amargas se utilizan para hacer aceite de almendras. Ambas variedades estan fácilmente disponibles en el mercado.

Se puede comer almendras como está o se puede remojar en agua durante la noche y comer a la mañana siguiente. También se puede encontrar la leche de almendras, harina de almendras y mantequilla de almendras en el mercado.
Si bien es cierto que las almendras tienen buen sabor, también proporcionan muchos beneficios para la salud. Ellos están llenos de proteínas de alta calidad, vitamina E, magnesio, fibra y muchos aminoácidos esenciales . También se puede obtener cobre, vitaminas del complejo B, calcio, potasio, fósforo, hierro y grasas saludables de las almendras. Sin embargo, como las almendras son ricas en grasas monoinsaturadas y calorías, no debe comer en exceso.

Los beneficios para la salud de las almendras son extensas. Desde el estreñimiento al cáncer y desde el cabello a los huesos, las almendras pueden mantenerte saludable de muchas maneras.

Aquí están las 10 principales beneficios de la almendra para la salud.

1. Reduce el colesterol malo

Comer almendras con regularidad puede ayudar a regular el nivel de colesterol. Ellos le ayudan a elevar el colesterol HDL (lipoproteínas de alta densidad o colesterol “bueno”) y reducir los niveles del colesterol LDL (lipoproteínas de baja densidad o colesterol “malo”). Esto se debe a que las almendras son ricas en grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas.

Un estudio publicado en 2002 en la American Heart Association Journal encontró que las almendras pueden reducir el colesterol LDL hasta en un 15 por ciento. Esta cifra, sin embargo, depende de la cantidad de almendras consumidas sobre una base diaria. Por cada siete gramos de almendras por día, el colesterol LDL puede ser reducido por 1 por ciento.

2. Controla la diabetes

Las almendras también ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre y prevenir las complicaciones de la diabetes. Las grasas saludables, vitaminas, fibra y varios minerales en las almendras ayudan a regular la absorción y procesamiento de la glucosa.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista en línea Diabetes Care, los frutos secos como las almendras pueden ayudar a controlar la diabetes tipo 2 en hombres y mujeres post-menopáusicas.

Además, otros estudios han demostrado que las almendras pueden ofrecer protección contra los picos peligrosos de azúcar en la sangre después de las comidas grandes. Esto a su vez reduce el riesgo de desarrollar diabetes.

Para mantener un nivel de azúcar en la sangre saludable, debe comer una onza de almendras inmediatamente antes de comer una comida grande.

3. Apoya la salud del corazón

Hay muchos nutrientes en las almendras que contribuyen a la salud del corazón. Por ejemplo, las almendras son ricas en magnesio, lo que mejora el flujo de sangre y el movimiento de oxígeno y nutrientes a través del cuerpo. Esto a su vez puede ayudar a controlar la presión arterial y reducir el riesgo de ataques al corazón.

Las almendras contienen un alto nivel de grasas monoinsaturadas, que son considerados saludables para el corazón. Además, tienen la vitamina E, un antioxidante que ayuda a reducir la inflamación de las arterias que dañan. Esto a su vez reduce el riesgo de muchas enfermedades del corazón.

Para mejorar la salud de su corazón , debe incluir un puñado de almendras en su dieta diaria. Usted puede tener las almendras como un aperitivo o espolvorear un poco en su sopa, ensalada o un batido.

4. Mejora la capacidad intelectual

Las almendras también son considerados uno de los mejores alimentos para el cerebro. La vitamina E en las almendras ayudan a prevenir el deterioro cognitivo, mejora la agudeza y preserva el funcionamiento de la memoria.

Además, son una buena fuente de zinc, un mineral que puede proteger las células cerebrales del daño de los radicales libres. Además, la vitamina B-6 en las almendras ayuda en el metabolismo de las proteínas, que son necesarios para la reparación de las células cerebrales.

También contienen fenilalanina, lo que ayuda a prevenir la enfermedad de Parkinson y también aumenta la producción de sustancias químicas cerebrales como la dopamina y la adrenalina. Estos productos químicos son vitales para la atención y la memoria, y la mejora de su capacidad de resolver problemas.

Para mejorar la memoria y estimular la mente, debe comer un puñado de almendras al día.

5. Ayudan a bajar de peso

Las almendras ayudan en la pérdida de peso debido a su densidad de nutrientes. El contenido de fibra, proteínas y grasas monoinsaturadas de almendras pueden hacer que se sienta lleno y nutrida, por lo que tendrá menos antojos y será menos probable que coma en exceso. Ellos también están llenos de vitaminas del complejo B y zinc, que ayudan a detener los antojos de azúcar.

De acuerdo con un estudio publicado en el European Journal of Clinical Nutrition, las personas que comieron 1,5 onzas de almendras al día durante cuatro semanas no aumentaron de peso significativamente. Por lo tanto, las almendras se consideran el último bocado para cualquier programa de pérdida de peso.

Si desea mantener una estrecha vigilancia sobre su peso, trate de no exceder el tamaño de la porción recomendada de 1 onza, o 23 almendras. Junto con las almendras tostadas secas, también se puede beber leche de almendras sin azúcar para bajar de peso.

6. Previene defectos de nacimiento

Las mujeres embarazadas pueden disfrutar de almendras ya que ayuda a prevenir defectos de nacimiento en sus bebés. La alta cantidad de ácido fólico en las almendras ayuda en el crecimiento saludable de las células y la formación de tejido, que son importantes para el crecimiento sano del feto. El ácido fólico ayuda a reducir los defectos del tubo neural (DTN), incluyendo la espina bífida y la anencefalia, en los recién nacidos.

Si está embarazada, no se olvide de incluir las almendras en su dieta para ayudar a su bebé a desarrollar correctamente y reducir el riesgo de defectos congénitos que pueden afectar la vida del bebé inmensamente.

7. Previene el estreñimiento

Remedios Caseros Para El Estreñimiento

Como las almendras son ricas en fibra, ayudan a tratar y prevenir el estreñimiento. La fibra promueve el paso fácil de los alimentos a través del sistema digestivo. Esto a su vez ayuda a prevenir el estreñimiento. Además, es necesario beber mucha agua para ayudar a la digestión y mantener sus evacuaciones intestinales regulares. Otro hecho importante es que los alimentos fibrosos como las almendras también reducen el riesgo de cáncer de colon.

Las almendras son buenas para el tratamiento de la acidez debido a su alto contenido de aceite que suaviza y neutraliza el ácido del estómago.

Simplemente coma cuatro o cinco almendras todos los días para mantener sus movimientos intestinales regulares y de digestión.

8. Fortalece los huesos

Las almendras son ricas en fósforo y calcio, los dos nutrientes más esenciales para mantener la salud ósea. También tienen magnesio, manganeso y potasio, que son importantes para los huesos sanos y fuertes.

Además, las almendras ayudan a reducir el número de radicales libres en el cuerpo, que a su vez ayuda a prevenir la osteoporosis relacionada con la edad.

Trate de comer las almendras ricas en nutrientes, la leche de almendras o mantequilla de almendras para fortalecer los huesos y reducir el riesgo de enfermedades óseas como la osteoporosis. Un masaje con aceite de almendras caliente también ayuda a mantener los huesos fuertes en los bebés.

9. Mantiene la piel sana

Para una piel joven y saludable, las almendras son el ingrediente adecuado. También son ricos en vitamina E, una vitamina nutritiva para la piel que protege la piel contra la sequedad.

Un masaje con aceite de almendras puede mejorar su cutis, reducir la intensidad del daño solar en la piel y hacer que su piel sane desde dentro. La parte buena es que el aceite de almendras no tendrá un efecto graso en la piel sin obstruir los poros. También puede utilizar leche de almendras para tratar con eficacia las quemaduras solares y varios otros problemas de la piel.

Las almendras también tienen propiedades anti-envejecimiento que ayudan a reducir las arrugas, líneas finas y otros signos de envejecimiento.

10. Resuelve los problemas de pelo

Ya se trate de la caspa, caída del cabello, el pelo muy rizado o picazón del cuero cabelludo, las almendras pueden resolver muchos de sus problemas de cabello. Son ricos en nutrientes favorables para el cabello como la vitamina E, biotina, manganeso, cobre, así como los ácidos grasos esenciales. Todos estos nutrientes son esenciales para el crecimiento del cabello sano.

Además, el zinc en las almendras promueve la renovación de nuevas células. De hecho, la deficiencia de zinc a menudo contribuye a un adelgazamiento del cabello y la pérdida del cabello.

Además de comer almendras, puede mejorar la textura de su cabello, así como la salud en general mediante la aplicación de aceite de almendras en el pelo por lo menos dos veces a la semana. Incluso puede masajear el cuero cabelludo con aceite de almendras mezclada con aceite esencial de lavanda para reducir la caída del cabello, prevenir las puntas abiertas y reducir la caspa.

Para resumir, incluir las almendras en su dieta es una buena decisión para mantenerse saludable. Sin embargo, al igual que cualquier otro alimento, las almendras también tienen su lado negativo. Por ejemplo, no se recomiendan para las personas que sufren de problemas de riñón o la vesícula biliar, ya que contienen oxalatos.

Vídeo

Deja un comentario