Las semillas de chía, ya sea en blanco o de un color marrón oscuro y negro, eran un ingrediente básico en la dieta de mayas y aztecas durante años. Hoy en día, debido a su perfil nutricional y una serie de beneficios para la salud, las semillas de chía han ganado la reputación de un súper alimento.

Las semillas de Chia son una excelente fuente de antioxidantes, incluso más que los arándanos frescos. También están cargados con ácidos grasos omega-3, fibra, proteína, calcio, manganeso, magnesio, fósforo y hierro.

También contienen una buena cantidad de zinc, la vitamina B3 (niacina), potasio, vitamina B1 (tiamina) y la vitamina B2. Además, son un alimento de grano entero y son naturalmente libres de gluten.

Los expertos en salud recomiendan consumir 20 gramos o aproximadamente 1 ½ cucharadas de semillas de chía, dos veces al día.

Aquí están las 10 principales beneficios para la salud de las semillas de chia.

1. Mejora la digestión

La buena cantidad de fibra (soluble e insoluble) en las semillas de chía ayuda a regular las funciones del intestino y mejorar el proceso de digestión. La fibra insoluble ayuda a que la comida se mueve suavemente a través del sistema digestivo. La fibra soluble mantiene el colon hidratada y asegura una fácil digestión.

Además, las semillas de chía ayudan en la desintoxicación y eliminación de toxinas dañinas del cuerpo. Estas semillas también ayudan a prevenir la diverticulosis y la diverticulitis.

Añade 1 cucharada de semillas de chía en un vaso de agua tibia y beber 1 a 2 veces al día para mantener un sistema digestivo saludable.

2. Se usa para tratar la anemia

La anemia es una condición en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos para llevar el oxígeno adecuado a los tejidos, causando fatiga y muchos otros problemas de salud.

Puede ser causada debido a una variedad de razones, siendo la más común, la deficiencia de hierro. Se puede tratar la anemia con semillas de chía que son potencias nutricionales y lleno de hierro.

Además de proporcionar los nutrientes esenciales, las semillas de chía ayudan a limpiar el cuerpo y incrementar el recuento de los glóbulos rojos.

Comer 2 cucharadas de semillas de chía proporciona a su cuerpo con 2,2 miligramos de hierro, o el 12 por ciento de la cantidad diaria recomendada.

Otra opción es hacer un batido que combate la anemia con 2 tazas de espinaca, 1 cucharada de polvo de raíz de diente de león, 2 remolachas, 1 plátano, 1 cucharada de semillas de chía y 1 aguacate. Mezcla todos los ingredientes a fondo y beber 1 o 2 veces al día.

3. Mantenga energizados

Aumenta la energía

Las semillas de chía son una de las mejores fuentes de origen vegetal de proteína completa. El estroncio en estas semillas ayuda a asimilar las proteínas y producir alta energía. Por otra parte, las varias vitaminas y minerales trabajan juntos para mantener con energía durante todo el día y aumentar su tasa de metabolismo.

De acuerdo con un estudio de 2011 publicado en el diario de fuerza y ​​acondicionamiento, la ingesta de semillas de chía ha mejorado el rendimiento del ejercicio en los entrenamientos que duraron 90 minutos de una manera similar como una bebida deportiva cargados de azúcar. El punto principal es que las semillas de chia beneficiarán a un atleta sin los efectos secundarios del azúcar.

4. Estabiliza azúcar en la sangre

De acuerdo con un estudio de 2009 publicado en el British Journal of Nutrition, las semillas de chía pueden normalizar la resistencia a la insulina.

La mezcla única de fibra soluble e insoluble y proteínas de buena calidad en las semillas de chía ralentiza la velocidad a la que se digieren los carbohidratos complejos. Esto es útil para las personas con diabetes tipo 2 para mantener el nivel de glucosa en la sangre en niveles adecuados.

Además, las semillas de chía pueden incluso ayudar a reducir la grasa y el colesterol en la sangre, reduciendo así el riesgo de problemas cardiovasculares.

Para reducir la resistencia a la insulina y disminuir los picos repentinos de azúcar en la sangre, debe comer de 1 a 2 cucharadas de semillas de chía a diario.

5. Suprime el apetito

Si usted quiere perder algo de peso, incluyendo las semillas de chía en su dieta es una buena idea. Al ser alta en fibra, semillas de chía se convierten en gel cuando se expone al agua, aumentando en tamaño y peso. Esto ayuda a mantener el estómago lleno, por lo que suprime el apetito.

Por otra parte, la proteína en las semillas de chía también ayuda a reducir el apetito y la ingesta de alimentos. Una supresión del apetito y controlado puede ayudar mucho con sus esfuerzos para perder peso. Además, las proteínas y ácidos grasos esenciales en las semillas de chía ayudan a aumentar el metabolismo y promover la masa muscular magra.

Espolvorea las semillas de chía en sus ensaladas, sopas, yogur, batidos o cualquier vegetal o jugo mixto.

6. Ralentiza el proceso de envejecimiento

Las semillas de Chia son también un excelente alimento anti-envejecimiento. Ellos ayudan a mantener una piel bella, cabello y uñas. Siendo alta en propiedades antioxidantes, las semillas de chía ayudan a combatir los radicales libres, que a su vez ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro.

Por otra parte, los ácidos grasos omega-3 en las semillas de chía ayudan a tratar una serie de problemas de la piel como arrugas y manchas de la edad, a mantener la piel hidratada y promover la curación de la herida.

Para mantener una apariencia juvenil, así como mejorar su cabello, piel y uñas saludables, tenga algunas semillas de chía diariamente.

7. Cura trastornos de ánimo

Según una investigación realizada en 2010 en la Universidad McGill en Montreal, ácidos grasos omega-3 ayudan en gran medida a tratar la depresión, así como otros trastornos del estado de ánimo.

Como las semillas de chía contienen una buena cantidad de ácidos grasos omega-3, deben ser incluidos en la dieta de los que sufren de depresión, trastorno bipolar, ADHD, ansiedad, estrés y otros tipos de estado de ánimo y trastornos del comportamiento.

Por otra parte, las semillas de chía apoyan de salud mental al nutrir el cerebro y la creación de una sensación de calma y concentración. Además, las vitaminas B en las semillas de chía ayudan al sistema nervioso a trabajar de manera más eficiente.

8. Previene la osteoporosis

Las semillas de Chia son ricas en calcio y otros nutrientes como el magnesio, proteínas y fósforo que pueden evitar que sus huesos se vuelvan frágil e incluso reducir el riesgo de osteoporosis. Por otra parte, los ácidos grasos esenciales omega-3 en estas semillas ayudan a aumentar la densidad mineral ósea.

Además, las semillas de chía pueden ayudar a tratar dolores de las articulaciones, inflamación, artritis y otros problemas de salud relacionados con el hueso. También pueden mantener sus dientes fuertes y sanos.

Coma 1 cucharada de semillas de chía diariamente para mantener los huesos y la salud oral y prevenir la osteoporosis.

9. Mejora la salud del corazón

Las semillas de Chia también son buenos para el corazón. Siendo una fuente concentrada de ácidos grasos omega-3 y ácidos grasos omega-6, las semillas de chía pueden reducir el colesterol y los triglicéridos de las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y aumentar el “buen” colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL).

Además de eso, las semillas de chía contienen colesterol. Estas semillas también ayudan a reducir la acumulación de placa y disminuyen la presión arterial alta. Además, las semillas de chía tienen un montón de magnesio y potasio que ayudan a mantener el corazón sano y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Coma por lo menos 1 cucharada de semillas de chía diariamente para mejorar la salud del corazón.

10. Mejora el funcionamiento del cerebro

Para ayudar a que su cerebro funcione correctamente y mejorar su memoria y concentración, las semillas de chia son muy beneficiosas. Siendo altos en ácidos grasos omega-3, las semillas de chia ayudan a mantener las arterias al cerebro libres de placa. Esto a su vez mejora la comunicación entre las células cerebrales.

Además, estos ácidos grasos esenciales ayudan a hacer que las membranas de las células en el cerebro de transmisión sea más flexible y el nervio más eficiente, lo que contribuye a un mejor funcionamiento del cerebro.

Simplemente debe espolvorear unas semillas de chía en yogur, cereales y ensalada para mantener su cerebro funciona correctamente.

Advertencia: A pesar de los beneficios potenciales para la salud, las semillas de chía puede causar algunos efectos secundarios si no se consumen adecuadamente. Los expertos en salud aconsejan no consumir estas semillas en forma seca, cruda. Antes de comer las semillas, debe mezclarlas en suficiente líquido para permitir que se expandan.

Además, las semillas de chía puede no ser adecuados para personas que tienen problemas para tragar, asma, alergias a los alimentos (especialmente a las semillas de sésamo o semillas de mostaza), las alergias estacionales o un esófago estrecho. No debe consumir las semillas de chía en exceso ya que puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.